Alsina 946/48, C1088AAB, Bs. As., Argentina
Tel: (5411) 5235-9810

Vacunación en adultos

La vacunación no se limita a los niños. Existen vacunas que deben aplicarse en adultos.

EL DESARROLLO DE LAS VACUNAS, DESDE HACE MÁS DE 100 AÑOS, HA SIDO UNA DE LAS MEDIDAS SANITARIAS QUE MÁS HA DISMINUIDO LA INCIDENCIA DE ENFERMEDADES Y MUERTES EN LA HISTORIA. 

Es por eso que los sistemas sanitarios de todo el mundo han implementado calendarios de vacunación en la infancia, contra diversas enfermedades. Sin embargo, la vacunación no se limita exclusivamente a los niños. Existen vacunas que deben aplicarse periódicamente en todos los adultos, y otras en las que se focaliza sobre adultos con ciertos factores de riesgo. Cabe recordar que para que los sistemas de vacunación sean efectivos, es importante que la adherencia a los mismos sea lo más amplia posible, no sólo para evitar adquirir enfermedades que son prevenibles, si no para evitar transmitir las enfermedades a otras personas que pueden ser más susceptibles. 

Entre las vacunas que deben recibir todos los adultos se incluye la vacuna doble bacteriana (DT). Esta vacuna incluye la antitetánica y la antidiftérica. La vacuna debe aplicarse cada 10 años durante toda la vida, aportando protección contra el tétanos y la difteria. 

Otra vacuna recomendada en todos los adultos, es la vacuna contra la hepatitis B. La hepatitis B se transmite por vía sexual, igual que el HIV, pero de manera más efectiva que este último. Desde hace unos años, se incluyó en el calendario nacional, y todos los niños la reciben durante el primer año. Sin embargo, los adultos, salvo que se la hayan aplicado en alguna campaña o indicada por un médico, no la tienen aplicada. El esquema consta de 3 dosis, una única vez en la vida.  

La vacuna doble viral aporta protección contra el sarampión y la rubéola. Al contrario de la creencia popular, estas enfermedades sí afectan adultos, y en muchas partes del mundo tienen una alta frecuencia de presentación. Si no se han recibido 2 dosis de vacuna doble viral, hay que completar el esquema. Cabe destacar que no se puede aplicar la vacuna en embarazadas y en pacientes con ciertas enfermedades que alteren las defensas. 

La vacuna antigripal es otra vacuna a tener en cuenta en adultos. El virus de la gripe tiene pequeñas variaciones todos los años, lo que motiva que la vacuna cambie año tras año y haya que vacunarse anualmente. Hay muchos virus distintos que causas enfermedades tipo síndrome gripal, contra los que la vacuna no ofrece protección. Pero el virus de la gripe (virus Influenza) en algunos pacientes puede causar enfermeda grave. Las personas que deben recibir la vacuna son todos los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, y pacientes de cualquier edad con ciertas enfermedades como alteración en las defensas (inmunosupresión), enfermedades cardiológicas, enfermedades pulmonares, diabetes, etc. Este mismo grupo de pacientes también debe recibir la vacuna antipneumocóccica (conocida coloquialmente como vacuna contra la neumonía). 

Existen muchas otras vacunas indicadas en los adultos en situaciones particulares como enfermedades o ciertos medicamentos, situaciones de brote de determinadas enfermedades o viajes a determinadas zonas. Es recomendable consultar a su médico para actualizar el estado de vacunación periódicamente. Recordar que mantener un estado de vacunación al día y completo, no sólo nos protege a nosotros, si no que protege a los demás. 

Agenda de actividades

  • Ene
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • May
  • Jun
  • Jul
  • Ago
  • Sep
  • Oct
  • Nov
  • Dic