Alsina 946/48, C1088AAB, Bs. As., Argentina
Tel: (5411) 5235-9810

Programa de Identificación de Factores de Riesgo y Prevención de Patologías Cardiovasculares.

Estas enfermedades no suelen provocar síntomas y puede manifestarse de forma súbita.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Son enfermedades que producen alteraciones en el corazón o en los vasos sanguíneos perjudicando el paso de la sangre hacia el corazón, el cerebro y demás órganos.

Algunas de ellas son:

Cardiopatías Coronarias (infartos). Enfermedades Cardiovasculares (ACV–Accidente cerebro vascular). Hipertensión Arterial. Vasculopatías Periféricas. Cardiopatías Reumáticas. Cardiopatías Congénitas. Insuficiencia Cardíaca.

Las casusas más frecuentes de obstrucción de las arterias es la formación de placas por depósitos de grasas y calcio en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro.

Síntomas.

Estas enfermedades no suelen provocar síntomas, incluso puede manifestarse de forma súbita con infarto cardíaco o un ACV. En algunos casos pueden presentarse:

Dolor de cabeza intenso, debilidad o pérdida de conciencia.

En forma repentina puede presentar parálisis en la cara, piernas o brazos, o dificulta para caminar, o pérdida del equilibrio o coordinación.

Confusión, dificulta para hablar o comprender lo que se dice.

Perdida en forma repentina de la fuerza muscular de brazos, piernas o cara.

Dolor o molestias en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.

Dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, dolor en la mandíbula o la espalda, escalofríos o palidez.

 

Prevención.

Quien haya padecido alguno de estos síntomas se aconseja recurrir a su médico. De lo contrario, la visita periódica al médico y realizarse los exámenes clínicos que éste indica (laboratorio, control de la tensión arterial) ayudan a diagnosticar enfermedades que aumentan las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular. Cumpliendo el tratamiento indicado, también ayuda a la prevención.

 

Para reducir el riego.

Realizar actividad física en forma regular.

Llevar una dieta rica en frutas y verduras evitando el consumo de grasas.

Evitar el tabaco (tanto el fumador activo como pasivo).

Evitar azucares y exceso de sal.

Mantener el peso adecuado.

 

Infarto Agudo de Miocardio.

Se produce por la falta de un adecuado suministro de oxígeno que llega a través de la sangre al corazón. Esto pasa cuando las arterias del corazón contienen placas de “grasa” disminuyendo su calibre por lo que se reduce la cantidad de sangre y por ende el oxígeno. Cuando las células cardíacas no reciben la cantidad necesaria de oxígeno, estas mueren produciendo el infarto.

La aparición de los síntomas en el infarto suele ser en forma brusca, dolor en el pecho que se percibe como una opresión, que puede irradiarse a brazo izquierdo o mandíbula o espalda, o dolor en la parte superior del abdomen. Se debe consultar de urgencia a la guardia más cercana.

En el caso de pacientes ancianos o diabéticos, los síntomas tienden a ser mas sutiles y se manifiestan mediante la fatiga, los mareos y el malestar.

 

En el caso de haber padecido un infarto cardíaco tratá de:

Disminuir tu presión arterial.

Mejorar los niveles de colesterol, triglicéridos y glucemia.

Hacer ejercicio físico.

Reducir el estrés.

Agenda de actividades

  • Ene
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • May
  • Jun
  • Jul
  • Ago
  • Sep
  • Oct
  • Nov
  • Dic