Alsina 946/48, C1088AAB, Bs. As., Argentina
Tel: (5411) 5235-9810

Programa de Detección de Diabetes.

Seguimiento y tratamiento adecuado son fundamentales para prevenir complicaciones de la enfermedad.

¿Qué es la diabetes mellitus?

Es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en la sangre (glucemia). Se requiere de un seguimiento y tratamiento adecuado para prevenir las complicaciones de la enfermedad.

¿Cuáles son las causas?

La Glucosa es el azúcar que proviene de la digestión de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada como fuente de energía por el organismo. Cuando una persona padece diabetes, hay una alteración en la producción o funcionamiento de la insulina que es la hormona que produce el páncreas, cuya función es dar una señal para que la glucosa que circula por la sangre pase a los distintos órganos y tejidos.

¿Cómo se detecta?

Con la determinación de la glucosa en un análisis de sangre de rutina. También mediante unos dispositivos que miden la glucemia en una gota de sangre que se extrae pinchando un dedo.

 

Hay 2 tipos de diabetes:

Tipo I: Se da en la infancia, generalmente antes de los 30 años, y se debe a un mal funcionamiento del páncreas, no habiendo una producción adecuada de insulina, por lo que los azúcares no  pueden ingresar a los tejidos u órganos produciendo un aumento de éstos en la sangre. Su tratamiento consiste en una alimentación adecuada y aplicación de inyecciones de insulina.

Tipo II: Es el más frecuente, suele despertar luego de los 40 años, aunque hoy en día puede verse entre los adolescentes y más jóvenes, consecuencia del sobrepeso, obesidad, mala alimentación y sedentarismo. En este tipo hay producción de insulina, pero la misma actúa en forma inadecuada en los órganos y tejidos por lo que no transmite la orden adecuada para que lo azucares ingresen a estos. Consecuencia, también hay un incremento de los azucares en la sangre.

Factores que aumenta el riesgo para desarrollar la enfermedad.

Tener más de 45 años. Padres o hermanos con diabetes. Obesidad o sobrepeso. Hipertensión arterial. Enfermedades cardiovasculares. Colesterol elevado. Haber padecido diabetes en el embarazo. Mujeres con hijos recién nacidos con un peso mayor a 4,5 Kg.

Cómo puedo prevenir la enfermedad.

Aumentando el consumo de frutas o verduras. Evitar los alimentos con altos contenido de sal. Cocinar sin agregar sal (utilizar otros condimentos como albahaca, perejil, romero etc.) Respetar las 4 comidas principales y 2 colaciones. Consumir carnes rojas y blancas. Realizar 30 minutos diarios de actividad física. No fumar.

¿Cuáles son los síntomas?

Se mantienen silenciosas por varios años, pero con el paso del tiempo pueden aparecer: Tendencias a infecciones en la piel. Aumento de sed Aumento en la producción de la orina. Aumento del apetito. Pérdida de peso. Sequedad en la boca.

 

EL AUMENTO DE LOS AZÚCARES EN LA SANGRE ES LA HIPERGLUCEMIA, QUE EN FORMA SOSTENIDA PUEDE DAR LUGAR A COMPLICACIONES EN DISTINTOS ÓRGANOS COMO LOS OJOS, LOS RIÑONES, EL CORAZÓN, ARTERIAS, PIES ENTRE OTROS.

Agenda de actividades

  • Ene
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • May
  • Jun
  • Jul
  • Ago
  • Sep
  • Oct
  • Nov
  • Dic